viernes, 16 de diciembre de 2016

Juan Martín JUAN MARTIN "EL CABOGATERO"


FLAMENCO

Juan Martín


JUAN MARTIN "EL CABOGATERO"

JUAN MARTIN, cantaor payo, fue conocido por toda la buena afición al cante flamenco con el nombre artístico de "EL CABOGATERO", por haber nacido en Cabo de Gata, en el término municipal de Níjar (Almería) en el año de 1810, y murió el día 24 de enero de 1880 en Serón (Almería). Juan Martín, El Cabogatero, es quizá el nombre más antiguo conocido del cante jondo almeriense. Se le tiene por uno de los precursores del cante almeriense y de estilos del cante levantino como la taranta y el taranto de la provincia Almería que fue el primer tarantero, junto con Pedro el Morato, El Ciego de la Playa o Juan Abad Díaz, "Chilares", entre otros. Es también uno de los primeros cantaores populares almerienses en hacerse medianamente profesional.
Se tienen escasas noticias de su vida. Fue arriero, pescadero y barrenero. Debió de vivir el boom de la minería almeriense tras el descubrimiento del filón Jaroso, en Sierra Almagrera y es posible que trabajase en él. Se le atribuyen algunas tarantas. Una de ellas fue registrada en 1979 por Manolo de la Ribera, las Tarantas del Cabogatero (Nueva Gran Antología RCA. Madrid, 1979, vol. VII):
Si en las cuencas mineras almerienses se ha situado el nacimiento de las tarantas, de Almería es el primer tarantero cuyo nombre ha llegado hasta nosotros: El Cabogatero. Juan Martín, que así se llamaba El Cabogatero, barrenero y cantaor, habría nacido, a juzgar por su nombre artístico, en Cabo de Gata (Níjar), hacia 1810. Murió en Serón el 24 de enero de 1880. Manolo de la Ribera nos recuerda esta fecha por Verdiales su letra decía así,
El veinticuatro de enero
de mil ochocientos ochenta,
el veinticuatro de enero,
en el pueblo de Serón
murió El Cabogatero
barrenero y cantaor.
Pero eso es prácticamente todo cuanto sabemos de él. Juan Martín tuvo que vivir la fiebre minera que siguió al descubrimiento del filón Jaroso -tendría entonces cerca de treinta años- y es más que probable que trabajase en algunos de sus tajos. El hecho de que su nombre haya pasado a la historia es prueba evidente de la fama y popularidad que en su día tuvo que alcanzar.
-El arte de vivir el flamenco

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal