sábado, 28 de mayo de 2016

"IGNACIO ESPELETA"



FLAMENCO

"IGNACIO ESPELETA"
IGNACIO ESPELETA, cantaor gitano, conocido en el mundo del cante flamenco con su propio nombre artístico de IGNACIO ESPELETA, nació en Cádiz en el año de 1871, y murió en su misma tierra natal de Cádiz en el año 1938. Era hijo de el cantaor El Pata, y hermano de El Pollo Rubio, también cantaor, y de El Gordito, bailaor. Formó parte del espectáculo de La Argentinita "Las calles de Cádiz" junto a otros artistas famosos, actuando en Madrid (1933) y en otras ciudades españolas, y finalmente en París.
Gozó de la admiración del poeta García Lorca y del torero y dramaturgo Ignacio Sánchez Mejías. "Espeleta -se ha escrito- ha sido acaso, y sin ninguna clase de divismo, el más genuino intérprete de alegrías y bulerías que ha dado Cádiz, quien mejor las ha dicho con la salada claridad que estos cantes requieren, al extremo de haber creado escuela expresiva en ambos". Quiñones dice que "lució en mil fiestas su ángel, majeza y admirable compás en los cantes por bulerías y alegrías, de las que fue intérprete señero, así como de unos tientos muy personales y puros. Incorporó a las alegrías y bulerías (...) el entonado y onomatopéyico tarantantrán con que iniciaba esos cantes..." Fue figura popularísima en el Carnaval gaditano, e hizo el zapatero en las primeras representaciones de Las calles de Cádiz.
Comentario: El famoso comienzo de las Alegrías "Tiri ti tran" que tantas veces habremos escuchado y que tanto dinero ha dado y que nadie se sonroje , tiene su origen en una noche de juerga cuando Ignacio Sánchez Mejía (mataor de toros) le pide a Ignacio Espeleta que le cantara un tema y al no recordar Espeleta el principio de la canción en concreto comenzó con el todavía hoy presente "Tiri ti tran tran tran"... Salud y libertad los deseos.
A lo largo del siglo XIX las alegrías funcionaron como prototipo de cante festero, cediendo el puesto, ya en el siglo XX, a las bulerías y los tangos. En el desarrollo y evolución de las alegrías a lo largo de casi dos siglos de existencia destaca  la aportación atribuida a Ignacio Espeleta, la expresión fonética “tirititran” utilizada por los cantaores como tercio de salida o temple de la voz.
Como su nombre indica, se trata de un cante inminentemente festero, destinado al baile, y es bailado por ambos sexos, aunque es más propio de la mujer. Destacamos como notables intérpretes históricas del baile (y el cante) por alegrías a La Mejorana, La Malena, Gabriela Ortega, La Jeroma y La Macarrona. Durante la época de los cafés cantantes las alegrías funcionaban como soporte musical para los  cuerpos de baile, siendo un género proclive a asimilar coplas de otros géneros. La versión bailable de las alegrías tiene una estructura formal más o menos fija que consta de los siguientes elementos: entrada, paseo, silencio, castellana y escobilla, para concluir con un desplante o salida por bulerias o jaleos.
-El arte de vivir el flamenco

CHANO LOBATO Historia de Espeleta

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal