jueves, 15 de enero de 2015

LA GUITARRA FLAMENCA Joaquin Roman Jimenez "QUINO ROMÁN"


LA GUITARRA FLAMENCA

Joaquin Roman Jimenez

"QUINO ROMÁN"

JOAQUÍN ROMÁN JIMÉNEZ, guitarrista profesional gitano, más conocido en el mundo de la guitarra con el nombre artístico de QUINO ROMÁN, nació en La Línea de la Concepción (Cádiz) el día 21 de Noviembre de 1949, y murió en su tierra natal de La Línea de la Concepción el 16 de Agosto del 2008. Es hijo de Manuel Román Fernández y de Dolores Jiménez Montoya, sobrino de Panseco padre y sobrino de primo hermano de Antonio Núñez Chocolate. Se caso el 16 de Noviembre de 1974 con la Curra. 
Su primer maestro fue Andrés Muñoz, un barbero que trabajaba en Gibraltar”. Con tres años de estudio se fue a Marbella al tablao de El Platero, donde estuvo dos años. Como allí ganaba muy poco, ciento cincuenta pesetas diarias, se marcho a otro. La Maleni, después al Boquerón y al de la Cañeta. Cuando eso Quino tenía menos de veinte años. Sobre el año sesenta y ocho es contratado en la sala de fiestas Berrenchina actuando con Churrurru, El Córdoba, Antonio Madreles y La Coreana. Mas adelante actuó en la Pagoda Gitana de Marbella que regentaba Roque Montoya Jarrito en los años setenta.
Tras la desaparición de La Pagoda (por causa de incendio) se fue en una turne, “Tronio Gitano”, donde iban Camarón, Pansequito, Manuela Carrasco, Rancapino, El Boqueron y Jarrito, además de los guitarristas Pepe Habichuela, Tomatito y él. Esa experiencia duro algún tiempo recorriendo toda España. De allí volvió a la Costa del Sol contratado en el Tablao de Mariquilla, El Jaleo, y de este a la Taberna Gitana de Málaga. Tras doce años de idas y venidas de un sitio para otro, cansado de tablaos se marcha a La Línea en 1981. De esos aprendizajes tocándole a mucha gente Quino Román se curtió de una gran experiencia. Le ha tocado a todas las figuras del cante y del baile, entre muchos citaremos a Camarón, Manuela Carrasco, Rancapino, Antonio el Chaqueta, Adela, Pansequito, Turronero, Chano Lobato, Paco Valdepeñas, el Beni, José Merce, El Guito, la Tati, Mario Maya, Paco Laberinto, Concha Vargas, Carmen Mora, David Morales, Madreles, Canela, Juan Delgado, Paqui Lara, El Churri y muchos mas.
También ha grabado varios discos. El 23 de Julio de 1981 pone su guitarra para el acompañamiento de algunos artistas del IX Festival Flamenco Fernando Camborio, que se celebro en el Teatro Parque de la Línea. Un gran elenco de artistas se dieron cita ese noche: Camarón de la Isla, Fosforito, Juanito Villar, El Turronero, Pansequito, La Susi, Luis de Córdoba, El Cabrero, El Rubio, Antonio Madreles, Canela de San Roque, Andrés Lozano, El Pijote y Chocolate de La Línea en el cante; en el baile estuvieron la Familia Montoya, Pepa Coral y David Morales; las guitarras esa noche la pusieron, Paco Cepero, Enrique de Melchor y Tomatito, además de Quino. El espectáculo fue presentado por el locutor de Radio Marbella Salvador de la Peña, y contó con la actuación personal del poeta flamenco Fernando Camborio. El 18 de agosto de 1981 interviene en el festival flamenco de La Línea de la Concepción que se celebró en el Teatro Imperial junto con Chiquetete, Juanito Villar, El Cabrero, José Soleá, El Lolo, Manolo Domínguez, El Quino, Salvador Andrades, Andrés Rodríguez y el baile de David Morales.
El 23 de julio de 1982 interviene en la X edición del festival de La Línea de la Concepción que se celebró en el Teatro Parque de Verano, junto con Pansequito, El Cabrero, Camarón, Calixto Sánchez, Juanito Villar, El Turronero, Canela de San Roque, María José Santiago, Juan Delgado, La Susi, Paco Cepero, Tomatito y Manolo Domínguez. Al baile estuvieron Manuela Carrasco y David Morales. El 13 de agosto de 1982 participó en el homenaje a Perico Montoya en el 1 festival flamenco de San Roque. Esa noche se dieron cita en la Plaza de Toros Camarón de la Isla, El Lebrijano, El Turronero, La Susi, Luis de Córdoba, El Cabrero, la familia Montoya, Rafael Heredia, Gabriel Cortés, Canela de San Roque, Juan Delgado, Antonio Aparecida, David Morales, Paco Cepero, Tomatito y Antonio Sousa. El 10 de septiembre de 1982 participó en el I festival flamenco de la Ruta del Toro que se dio en el Teatro Andalucía de Alcalá de los Gazules. Al cante estuvieron esa noche Manuel Mairena, Juanito Villar, Sordera de Jerez, El Perro de Paterna, Canela de San Roque, Juan Delgado y Antonio Aparecida. Al baile David Morales y Pepe El Churri, y el toque lo compartió con Moraito. El 21 de julio de 1983 se celebra la XI edición de su festival flamenco en la Plaza de Toros. Esa noche están al cante El Cabrero, Camarón de la Isla, José Menese, Calixto Sánchez, Fernanda y Bernarda de Utrera, Canela de San Roque y Juan Delgado. En el toque intervienen Tomatito, Enrique de Melchor, El Quino y Antonio Sousa. La colaboración en el baile fue de David Morales y El Churri. En 1983 actúa acompañando a Rafael Heredia en la caseta de feria de San Roque. El 12 de agosto de 1983 se celebra el 11 festival flamenco Perico Montoya en la Plaza de Toros de San Roque con el siguiente cartel: Camarón de la Isla, El Cabrero, Juanito Villar, La Susi, Pansequito, Juan Delgado y Canela de San Roque al cante. Al baile actúa Manuela Carrasco y David Morales con el cante de Antonio Aparecida. Las guitarras fueron de Paco Cepero, Tomatito, El Quino, y Antoilio Sousa. Presentó el espectáculo Salvador de la Peña, de Radio Cadena. Marbella.
El 26 de febrero de 1984 actuó en Hammesmith Palace de Londres junto con el grupo Jarcha, el guitarrista Enrique Campos, y los cantaores Antonio de Canillas y Carlos Alba. El 16 de abril de 1984 en el Teatro Imperial de La Línea participa en el homenaje que le conceden al Boina. El baile lo escenificó David Morales y su cuadro flamenco y el humor Josele. El 27 de julio de 1984 interviene junto con Fosforito, José Menese, Manolo Domínguez y otros artistas locales en el estival Flamenco del V Curso de Verano del Campo de Gibraltar. El 10 de agosto de 1984 interviene en el Cine Imperial Palace de La Línea de la Concepción en un elenco formado por La Paquera de Jerez, Turronero, Juanito Villar, Rancapino, El Chocolate, La Susi, Aguilar de Vejer, Canela de San Roque, Juan Delgado, como cantaores. Como guitarristas El Poeta, Niño Jero, El Quino y Luis Flores. Al baile, además de Pepa Montes, estuvo David Morales y El Churri. El 9 de febrero de 1985 se suma a la campaña de ayuda contra el hambre en Etiopía junto Antonio Madreles, El Quino y otros muchos. El 15 de agosto de 1985 figura en el cartel del I festival  lamenco Nuestra Sra. de la Palma, celebrado en el cine de verano de la Bajadilla, junto con un numeroso elenco. El 31 de agosto de 1985 actúa en la IV edición del festival flamenco de Jimena de la Frontera junto con Chano Lobato, Juana la del Revuelo, Diego Clavel, Pepe Montaraz, Juan Delgado y Manolo Franco. El 2 de febrero de 1986 acudió a la 11 edición del festival flamenco de Don Benito junto con Rancapino, Juana la de Revuelo, Antonio Madreles, Eva Mateo y otros artistas. El 20 de febrero de 1986 acompaña a Canela de San Roque en la peña de Huelva. El 27 de febrero de 1986, con motivo del Día de Andalucía en el Teatro Florida se celebró un festival flamenco, interviniendo los cantaores Manuel Agujetas, Juanito Villar, Juana la del Revuelo, El Mono de Jerez y Canela de San Roque, con las guitarras de Niño Jero, Andrés Rodríguez y El Quino. Al baile actuó el cuadro flamenco de David Morales.
El 23 de agosto de 1986 El Quino actuará en la Plaza de Toros de Estepona con El Cabrero, Tina Pavón, Juan Delgado, José Muñoz, Pepe Fernández, Antonio Soto, entre otros. El 16 de marzo de 1987, actúa en la I Gala Flamenca que organiza la peña El Garbancero con Miguel Vargas, Juan Delgado Quino y otros artistas. En Marzo de ese mismo año, con el cuadro de David Morales realiza gira por Francia. En julio de 1988 participó en el VIII Certamen de la Peña Sanroqueña junto con Paqui Lara, José Parrondo, Paco Moya, Salvador Andrades y Andrés Rodríguez. El 20 de julio de 1989 participó en el homenaje que se dio a Juanito Maravillas y Juan Mesa en el X Certamen Muestra de Cante Flamenco de La Línea de la Concepción. Esa noche actuaron, además de éstos, Antonio Madreles, Andrés Lozano, Paqui Lara, Miguel Maya, Antonio García Mora, Rafael Muñoz Barbero. El baile estuvo a cargo de David Morales, que formó cuadro con algunos de los actuantes. Las guitarras que sonaron esa noche, además de Juan Mesa, fueron las de Paco Fernández, Antonio Peralta y la suya. El 19 de agosto de 1989 participa acompañando a Paqui Lara en la XXIII Edición del Gazpacho de Morón, dedicado a la memoria de Silveno Franconetti. El 10 de julio de 1990 acompaña también a Paqui Lara en un recital que ésta ofrece en la Casa de la Cultura de La Línea de la Concepción, ilustrando conferencia al autor de este trabajo. El 19 de julio de 1990 acompaña a los finalistas del Certamen-Muestra de Cante Flamenco de La Línea de la Concepción. El 31 de agosto de 1990 acude al IX festival de Jimena de la Frontera junto con Fosforito, Aurora Vargas, Juan Delgado, José Galán y Paco del Gastor. En 1992 participó en el Potaje de Utrera junto con Fernanda, Bemarda, El Lebrijano, José Mercé, Enrique de Melchor y Paqui Lara. El 24 de julio de 1992 acudió, junto con Salvador Andrades, como guitarrista de la final del XIII Certamen-Muestra de Cante Flamenco de La Línea de la Concepción a varios artistas. El 25 de julio de 1992 participó en el Potaje de Utrera junto con Fernanda, Bernarda, El Lebrijano, José Mercé, Enrique de Melchor y Quino Román. Actúa como artista invitado junto con Paqui Lara y Antonio El Pipa y su cuadro flamenco en la IV Palma de Plata, que ese año tuvo lugar en el recinto del Parque de María Cristina.

En febrero de 1993 participó en el homenaje que las peñas flamencas de la comarca le ofrecen a Camarón de la Isla. El 19 de julio de 1993 participa en la XIV edición del Certamen-Muestra de La Línea de la Concepción. El 23 de julio de 1993 acompaña a Paqui Lara en la Caracolá de Lebrija. También actuaron esa noche El Lebrijano, El Cabrero, Curro Malena, Aurora Vargas, Pepe Montaraz y Miguel Ortega, con las guitarras de Pedro Bacán, Paco del Gastor, Quique Paredes y la Familia Fernández. Participa en el homenaje que se le tributa a Femanda y Bemarda de Utrera en el Teatro Florida de Algeciras el 27 de noviembre de 1993 por motivos de la entrega de la V Palma de Plata junto con los cantaores José Menese, Chano Lobato, José Mercé, El Funi, Canela de San Roque, Paqui Lara, Rocío Alcalá, Canela hijo, los guitarristas Enrique de Melchor, Diego de Morón, Manuel de Palma, Lalo Macías, Andrés Rodríguez y Paquito Martín, además de la bailaora La Taranto. En el año 1995 figura acompañando en unas grabaciones a Canela de San Roque y Paqui Lara para la colección Testimonios Flamencos. Con Paqui Lara ha grabado en varias ocasiones. Entre éstas, una cinta y los elepés "Por las vereas del tiempo" y otros dos por motivo del concurso de la Comunidad Autónoma Andaluza. En los años noventa participó en el primer festival a beneficio de la coordinadora Despierta junto a Juanito Maravillas, Juan Mesa, Paco Rojas y Manolo Rodríguez. El 19 de julio de 1995 actuó en la XVI Certamen-Muestra de cantes y baile flamenco de La Línea de la Concepción. En esta ocasión dedicado a María Soleá. El 15 de diciembre de 1995 participó en el homenaje que se celebró en Arcos de la Frontera al poeta Antonio Murciano y que estuvo muy concurrido con una selecta participación de artistas.
El 24 de julio de 1997 participó en Los Jueves Flamencos que celebra la peña Enrique El Mellizo en su 25 aniversario. En Diciembre de 1997 la Peña Recreativa Linense le da una cena como homenaje. En ella, además de Paco Rojas, cantan Juan Delgado, Canela y otros muchos. Quino hace un solo por seguiriyas que pone a todos los que estábamos allí de pie. Sencillamente impresionante. El 28 de agosto de 1999 interviene en el XVIII festival flamenco de Jimena de la Frontera, dedicado al cantaor Sordera de Jerez. Quino tiene un toque muy singular. Aunque no está adscrito a la escuela del gran Melchor de Marchena, sin embargo en ambas formas de expresarse hay mucho de común pero nada de imitación y muchos menos copia. Quino tiene su propia personalidad. El Quino suena a él, su toque es muy particular, era de los que más pellizcaban, y a veces daba unos silencios que te volvía majareta.
Hace unos años decía Paco Vallecillo de él: "Tiene excelentes ideas propias que traduce en un estilo muy personal con reflejos mechorianos, sabe dejar libre el espacio del cantaor; lo lleva con mimo y reúne, en fin, las mejores cualidades para cuajarse en su profesión". Y Manuel Martín Martín, al hilo de la celebración del potaje de Utrera, decía lo siguiente: ''Fue el linense Quino Román, guitarrista gitano de arte total, el que desconcertó a todos los asistentes del XXXVII Potaje Gitano de Utrera, tanto por crear un grato estado de ánimo en la sanroqueña Paqui Lara, cuanto porque sus notas supieron a matita de alhucema quemada". Quino falleció el 16 de Agosto de 2008, a los 58 años de edad. Ya enfermo, el 30 de Abril de 2008, recibió un merecido homenaje en un repleto auditorio del Palacio de Congreso y Exposiciones de La Línea, donde Juan José Téllez Rubio nos dejó las siguientes palabras. El reino flamenco de Quino Román, por Juan José Téllez Es alto y delgado como el mástil de la guitarra. Tan preciso como ella. Sólo la barba elegante le diferencia del instrumento, ese siamés de madera que se le unió a Joaquín Román Jiménez, a quien su abuela llamaba Quino cuando apenas era un niño crecido en las calles de La Línea y alguien le prestó seis cuerdas para que las tocase sentadito en la escalera, esperando el porvenir y el porvenir nunca llega.
Cuentan que Andrés Muñoz -un madrileño que ejercía como peluquero en Gibraltar le enseñó a usarla cuando él apenas levantaba 16 años del suelo. De aquel día han pasado ya cuarenta y dos tacos, y en los ojos profundos del tocaor quizá podamos adivinar el rastro de su biografía: sus primeros pasos artísticos con unos parientes de su madre, su paso por los tablaos de la Costa del Sol, desde La Pagoda al Jaleo, o su presencia en el Tronío Gitano donde compartió escenario con Rancapino, con su primo Pansequito, o con su cuñado Camarón. Tiene el coraje de su tocayo el futbolista y el ingenio del creador de Mafalda. El incomparable Paco Vallecillo le llamaba sobrino y le dio alas, pero se curtió en los festivales de los años 80, desde El Gazpacho de Morón al Potaje de Utrera o La Caracolá de Lebrija. Aquellos años no sólo consolidaron su carrera sino que constituyeron un máster de compás acompañando el cante de Juan Villar, de Turronero, de la Niña de la Puebla o del Perro de Paterna, pero también el baile de Manuela Carrasco, Concha Vargas, Mario Maya, El Güito, La Singla o David Morales. También, a partir de esa fecha, se convertiría en la escolta imprescindible para la resurrección del cante en el Campo de Gibraltar, en las voces de Canela de San Roque -noches de camisas rotas con Félix Grande en casa de Juan G. Macías-, Juan Delgado, Antonio Madreles y, sobre todo, la espléndida Paqui Lara.
Hoy mismo, cuando ya es abuelo, cuando el tiempo pasa y nos vamos poniendo serios, se le tributará un reconocimiento en el Palacio de Congresos de su patria chica, para el que han sumado esfuerzos desde el Ayuntamiento linense hasta varias empresas privadas. Onofre López y Antonio de Lara ejercerán como maestros de una ceremonia en cuya organización tienen mucho que ver el productor Antonio Benítez o la Sociedad del Cante Grande de Algeciras. A la cita asistirán la mayoría de los supervivientes de esa larga nómina de cómplices jondos, a quienes se sumarán Miguel Poveda, Aurora Vargas, Chiquetete, Rocío Alcalá, José el de la Tomasa, Felipe Scapachini, Son de Sol, Manuel Gerena, Nano de Jerez, El Ecijano, Paco Peña, Niño Jero, Diego Amaya, Chicuelo, Paco Gimeno, Niño de la Leo, Fran Cortés, la tonadillera Erika Levia o incluso Maíta Vende Cá.
Es un homenaje benéfico, de aquellos que tanto le gustaban al Beni: a favor de Quino Román y en contra de lo que no se nombra. Pero sobre todo es un acto de justicia, el aplauso colectivo de uno de esos jornaleros del toque que en su modestia encierran mucho más virtuosismo y talento que cualquiera de esos triunfitos que, flor de un día, pegan el pelotazo pero terminan saliendo por la puerta grande del olvido. A lo largo de su vida, Quino ha llenado pocos estadios pero ha salido a hombros de muchos más corazones amigos de todos los que se juntarán hoy para rendirle honores. Si el flamenco tiene un reino, él es uno de sus príncipes. Es de este mundo y se llama duende. El Quino, en definitiva para todos los miembros de esta peña flamenca, que en algún momento hemos pasados instantes inolvidables con el, es el prototipo del auténtico linense, generoso, transparente, sencillo y esencialmente humano. Es un tocaor dueño no sólo de una técnica sólida y de grandes matices, sino también de una intuición musical y de una fortuna expresiva fuera de lo común. Quino es improvisador es una fuente de música flamenca que cuando lo escuchábamos nos daba escalofrío.
El guitarrista linense Quino Román será homenajeado con un festival flamenco 
Artistas como Chiquetete, Miguel Poveda, Aurora Vargas o Rancapino estarán en La Línea el próximo 30 de abril
Los concejales Jesús Soler y Alfonso Escuadra presentaron el merecido homenaje que el guitarrista linense Quino Román recibirá el próximo 30 de abril en el Palacio de Congresos. Este homenaje en forma de festival flamenco ha sido organizado por personas muy vinculadas a este mundo. Este festival reunirá a artistas de prestigio como Aurora Vargas, Pansequito, Chiquetete, Miguel Poveda, Erika Leiva, Juan Villar, Rancapino, Canela de San Roque, Son de Sol, Manuel Gerena, Nano de Jerez, El Ecijano y Paco Peña. Al baile estará David Morales y al toque, las guitarras de Niño Jero, Diego Amaya, Chicuelo, Francisco J. Gimeno, Niño de la Leo y Frank Cortés. En la percusión estará David Chupete, mientras que la presentación del acto correrá a cargo de Onofre López y Antonio de Lara. El homenaje será patrocinado por la Sociedad Cante Grande de Algeciras, AC Hoteles, Cepsa, Promaga y el Ayuntamiento de La Línea. Quino Román es uno de los hombres más carismáticos y conocidos en los círculos flamencos de Andalucía tanto por su manera tan singular de tocar la guitarra y su conocimiento de cada uno de los cantes flamencos, como por su dilatada carrera como artista.  Su andadura comenzó cuando apenas contaba 16 años. Recibió entonces sus primeras clases de guitarra de la mano del maestro linense Andres Muñoz. Quino Román entró en el arte del flamenco siendo muy joven y en su largo camino recorrido cuenta con grandes éxitos artísticos y con vivencias que ya forman parte de la historia del cante flamenco.  Arrancó como guitarrista profesional con los hermanos Montoyitas de La Línea. Abandonó entonces la ciudad para trabajar en varios tablaos. Su experiencia y rápida proyección artística le llevaron a ser contratado en el espectáculo Tronío Gitano, en el que tomaron parte artistas como Pansequito, Camarón o Rancapino.
Redacción / La Línea | Actualizado 13.04.2008 - Imagen del cartel anunciador del homenaje a Quino Román.
El guitarrista flamenco Quino Román fallece en La Línea a los 58 años
El músico linense muere en el hospital del SAS tras una larga y dolorosa enfermedad 
Sus restos mortales serán enterrados hoy en un emotivo adiós abierto a familiares, amigos y admiradores La Línea se quedó ayer huérfana de uno de sus nombres ilustres tras el triste fallecimiento de Joaquín Román Jiménez, más conocido como Quino Román, a los 58 años de edad. El gran guitarrista flamenco, que fue homenajeado recientemente en el Palacio de Congresos y Exposiciones, murió a las 10:30 horas en el hospital del Servicio Andaluz de Salud (SAS) a causa de una grave enfermedad.  El artista, que fue velado durante toda la noche en el tanatorio Servisa de La Línea, será enterrado hoy en el cementerio de San José a las 14:00 horas. El último adiós a Quino será un acto abierto en el que sus admiradores podrán acompañar a amigos y familiares. Media hora antes tendrá lugar una misa en la parroquia de la Inmaculada Concepción. José Gamero Jiménez, primo del fallecido, confirmó ayer a Europa Sur que se espera la asistencia al sepelio de destacadas figuras del mundo del flamenco. "Quino era muy conocido y muy querido", declaró con voz triste a este diario. De hecho, ayer por la tarde pasaron por el tanatorio artistas como Pansequito y Aurora Vargas y se esperaba la llegada de otros ilustres como Rancapino. El pasado 30 de abril, Quino Román recibió un merecido homenaje en un repleto auditorio del Palacio de Congresos y Exposiciones. El guitarrista, acompañado por su fiel e inseparable compañera, irrumpió en solitario en el escenario para abrir un festival lleno de emoción y entrega al músico, cuyo arte ha sido y es altamente reconocido. Son de Sol, Aurora Vargas, Pansequito, Chiquetete, Miguel Poveda, Erika Leiva, Juan Villar, Rancapino, Canela de San Roque, Manuel Gerena, Nano de Jerez, El Ecijano y Paco Peña; el bailarín David Morales; y los guitarristas Niño Jero, Diego Amaya, Chicuelo, Francisco Gimeno, Niño de la Leo, Frank Cortés y Tomatito quisieron arropar a Quino en una noche inolvidable. Quino Román era uno de los hombres más carismáticos y conocidos en los círculos flamencos de Andalucía tanto por su manera tan singular de tocar la guitarra y su conocimiento de cada uno de los cantes flamencos, como por su dilatada carrera como artista. Su andadura comenzó cuando apenas contaba 16 años. Recibió entonces sus primeras clases de guitarra de la mano del maestro linense Andrés Muñoz. En su largo recorrido contaba con grandes éxitos artísticos y vivencias que ya forman parte de la historia del cante flamenco. Arrancó como guitarrista profesional con los hermanos Montoyitas de La Línea de la Concepción. Abandonó entonces la ciudad para trabajar en varios tablaos flamencos. Su experiencia y su rápida proyección artística le llevaron a ser contratado en el espectáculo Tronío Gitano, en el que tomaron parte artistas como Pansequito, Rancapino o el inigualable Camarón de la Isla.
Eva Reyes / La Línea | Actualizado 17.08.2008 - Quino, con su amada guitarra, durante el homenaje que recibió el pasado 30 de abril. Primer plano del artista.
El guitarrista Quino Román tiene desde hoy una calle en La Línea
Los promotores de la idea ya trabajan para sufragar una escultura del artista 
El guitarrista linense Quino Román, ya fallecido, tendrá desde hoy una calle en La Línea. Será en la calle donde nació y vivió durante años, en el pasaje San Antonio, que desde hoy se llamará Joaquín Ronmán Jiménez 'Quino'. El acto tendrá lugar esta tarde, a las cinco, y al mismo han anunciado su asistencia varias personalidades del mundo del flamenco, como el artista Miguel Poveda, que actúa esta noche en La Línea, Pansequito, Aurora Vargas o Rancapino, entre otros. Además, la comisión de homenaje a Quino Román, integrada por Juan Diego López, Antonio de Lara, José Gamero y José Luis Moreno, anunciaron que ya trabajan en la preparación de un festival para sufragar la terminación en bronce de una escultura del guitarrista que ha hecho el artista linense Nacho Falgueras.  El hermano del guitarrista, Miguel Román, confesó sentirse muy emocionado y tremendamente orgulloso de que una calle de La Línea lleve el nombre de Quino.
S. F. / La Línea | Actualizado 11.12.2010 – foto de Quino Román
La Línea ensalza la leyenda de Quino Román con la escultura en su honor
La familia del guitarrista fallecido en 2008 descubre el monumento junto a la Plaza de la Constitución El escultor Nacho Falgueras destaca que la obra es fruto del amor y amistad 
Seis años y dos meses después de que La Línea perdiera a uno de sus artistas más ilustres, el guitarrista Quino Román, ayer sus paisanos volvieron a sentirlo cerca, exactamente en la glorieta de la avenida España junto a la Plaza de la Constitución, lugar en el que se inauguró la escultura de bronce en su honor, obra del artista Nacho Falgueras. El acto estaba organizado por la Peña Flamenca Cultural Linense. La escultura a Joaquín Román Jiménez, fallecido el 16 de agosto de 2008 a los 58 años, se descubrió ante numerosos amigos y familiares del desaparecido. Su viuda Francisca Montoya estuvo presente junto a sus hijos y nietos del guitarrista; además como organizador presidió el acto el presidente de la peña, Enrique Morales; Nacho Falgueras como escultor; y el bailaor David Morales, que ejerció de representante de artistas y amigos. Además formaron parte del evento representantes de la autoridad local. La tela que cubría la escultura se retiró con sumo cuidado ya bajo apenas una tenue luz que brillaba con el Peñón de fondo. El cartel que acompaña a la figura también se mostró para que empezara el turno de intervención, tanto de la familia como del artista creador. David Morales lo hizo también en nombre de los artistas que estuvieron en el festival de homenaje. Se acompañó el acto con unos toquecitos de flamenco de los que Quino brindaba. Más tarde, sobre las diez de la noche el homenaje se trasladó a la sede de la peña, donde se proyectó un vídeo en recuerdo a Quino Román, que luego dio paso al recital del guitarrista Daniel Casares. Enrique Morales hizo gala de su emoción: "hace dos años que la peña flamenca asumió la responsabilidad y después de muchísimo trabajo hoy -por ayer- logramos el proyecto que empezamos". Falgueras donó su obra a los linenses y la peña tomó su testigo y la expuso en su sede, aún necesitando una fundición final que requería de bastante dinero. Se logró reunir 8.000 euros con un festival benéfico que congregó en La Línea a figuras como el Grammy Latino Tomatito, Rancapino, Canela de San Roque, Morenito de Illora, Erika Leiva o Alba Román, nieta del propio Quino; además de David Morales y Jesús Román -hijo del homenajeado-, entre muchos más.
María E. Selva la Línea | Actualizado 18.10.2014 - La familia homenajea junto a la escultura de Quino Román al guitarrista linense, ayer. Continua en el periodico
-El arte de vivir el flamenco

Quino Román con Rancapino -Vivencias-
Quino Román con Paqui Lara -Tientos-Tangos-

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal