lunes, 12 de enero de 2015

Francisco Reyes "PACO REYES"


FLAMENCO

Francisco Reyes


"PACO REYES"

FRANCISCO REYES, cantaor gitano, conocido en este mundo del cante flamenco con su propio nombre artístico de PACO REYES,  nació en Cádiz  en el año de 1970,  en el Barrio de Santa María de familia flamenca, siempre ha tenido en su horizonte cantar. Emparentado con Los Chaqueta, su tío, Juan de los Reyes, fue de los primeros tocaores que tuvo Camarón, y su padre regentó durante años el Club de Tiro Nacional de la calle La Torre, el lugar donde de niño y de joven escuchaba a Juan Villar o a Rancapino entre otros. Quizás por ello, aunque reconoce haber oído desde Manolo Escobar a Antonio Molina, Paco se confiesa admirador del cante de los antiguos, de Manolo Caracol, de Santiago Donday y, también de Tío Gregorio El Borrico o de Terremoto. "De hecho afirma hay quienes que, cuando me escuchan cantar, me achacan que sueno a Jerez".
Pero, más allá de esas referencias, lo que Reyes reivindica es "el cante con cuerpo, al que se le ven las lanas". Y, más allá, reclama que a él no le gusta reproducir a nadie: "Canto por mí, el que canta es uno, y cuando me escuchen quiero que reconozcan a Paco Reyes". Puede que por ello, si se le pregunta por sus preferencias, no tiende precisamente a ser explícito. Recurre de nuevo a Juan Villar, por su eco, que considera irrepetible, y también cita a Guadiana. Pero insiste en que lo que más le emociona es un gitana vieja cantando. "Que el cante duela, porque tiene que doler", confirma de manera rotunda.  Y en eso anda ahora el cantaor que, como se ha dicho, ha trabajado mayormente en el atrás acompañando el baile. Más de cinco años con los grupos que ha constituido la maestra Charo Cruz, lo que le supuso acompañar los primeros pasos de Rosario Toledo, Ana Salazar y, también, de la jerezana Mercedes Ruiz.
En los últimos años, ha girado por Londres, París, Milán o Costa Rica con la Compañía de Lidia Cabello o con el grupo del guitarrista Joaquín Linera, Niño la Leo. Es, pues, un hombre más que preparado para la disciplina del baile, y sabe que en sus circunstancias uno está rifado. Sin embargo, Paco reconoce que no aguanta bien la disciplina de las compañías y ha preferido ir por libre.  A lo de cantar delante le resta importancia, y dice que eso es algo que todos los del atrás hacen en los tránsitos entre un baile y otro. Pero, a la vez, está orgulloso de los pasos que está dando en este sentido. Ya ha cantado en muchas peñas y, recientemente, lo ha hecho en Cáceres o en La Puebla de Cazalla. También se ha llevado más de un premio, como el del certamen de cante de Ubrique. Pero sigue sin darle demasiada importancia. Ni siquiera al hecho de debutar adelante en uno de los Jueves del Baluarte de la Candelaria, cuyas tablas tan bien conoce. Aún así, si se le insiste, llega a reconocer que se trata de un reto, y destaca que le toca la misma noche que Vicente Soto Sordera. "Pero no me voy a achantar", replica, seguro de sus armas, que no son otras que los estilos de Cádiz. Así, en su actuación del próximo jueves, piensa hacer un recorrido por cantiñas, romeras y mirabrás, por los tientos de Manolo Vargas, que son muy de su gusto, o por la malagueña, que quiere hacer doble sin la habitual entrada por media granaína. También piensa en la soleá de Cádiz y en los tangos, con los que planea hacer un recorrido amplio incluyendo los aires extremeños.
Paco Reyes, el poder de un eco
El artista gaditano debutará cantando delante en los Jueves Flamencos
Hace unos días, en un hermoso espectáculo de luz, música y palabras celebrado en el patio del Hospital de Mujeres gaditano, cantó Paco Reyes. La lectura de un texto nos acababa de ubicar en el tiempo de la construcción del inmueble, cuando el cantaor apareció por la escalera entonando a palo seco un viejo cante de trilla. Su voz, sin pretenderlo quizás, era evocadora de un tiempo pasado. El cante desnudo, con ecos cavernosos, tiene en ocasiones esa facultad. La misma que acompaña a este cantaor que es heredero de un metal envidiable, de los que llaman la atención cuando se arranca a cantar o, sencillamente, cuando jalea dentro de un cuadro de baile, el medio en el que lleva expresándose en los últimos veinte años.
Fermín Lobatón | Actualizado 27.07.2009
-El arte de vivir el flamenco
Paco Reyes
Paco Reyes
Paco Reyes

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal