sábado, 29 de junio de 2013

Luis Heredia Fernandez "EL POLACO"



FLAMENCO

Luis Heredia Fernandez


"EL POLACO"


LUÍS HEREDIA FERNÁNDEZ, cantaor  gitano, más conocido artísticamente con el nombre de LUÍS HEREDIA “EL POLACO”,  nació en Granada, en el año de 1950, en el cuesta de la cava. Su padre, que era tratante de ganado y vendedor de telas, lo trasladó a Antequera. Allí estuvo hasta que su madre se puso enferma y regresaron a Granada, tenía 9 años. Entró en las escuelas del Ave María, pero lo dejó pronto para irse a vender lotería con su padre. Eran 10 hermanos, aunque nacieron 14. Se casó con su primera mujer con 18 años, siguiendo la costumbre de casarse joven, y tuvo 8 hijos. En su familia había poca relación con el flamenco, aunque en las reuniones familiares siempre había posibilidad de participar en la fiesta y vivir cierta forma del flamenco, sobre todo rítmico.

Aunque era tímido a la hora de cantar, entró pronto a las cuevas del Sacromonte granadino. Llevado por su hermano El Tirili, empezó cantando por tangos. En esa época le gustaban Farina, Valderrama y Camarón, que fue el que le hizo conocer las bulerías y los tangos. A los 21 años dejó la lotería por el cante. Al tiempo, tuvo su propia zambra en el Sacromonte. Al cabo de un año se trasladó a la cueva de los cuatro Juanes, pero no fue bien. Después lo puso en la plaza de toros, que duró otro año. Eran los años setenta y empieza a frecuentar la peña La Platería, en su sede actual, donde conoció a Manuel Martín Liñán su segundo fundador y empezó a conocer otros palos y otra forma de entender el flamenco, la que tenían aquellos aficionaos que se consideraban puristas.

Por aquel entonces, comenzó como tantos otros, en los concursos. En aquellos certámenes que se celebraban en el barrio del Realejo, entonces uno de los lugares imprescindibles del flamenco granadino. En esos concursos, se escuchaban también otros cantaores, contemporáneos de nuestro personaje: Ángel Rodríguez “El Chanquete”, Curro Andrés, Antonio Gómez “El Colorao”, Antonio Cuevas “El Piki”… Todos ellos aún en activo, excepto “El Piki”, muerto en Madrid trágicamente, en circunstancias todavía no aclaradas, aunque ninguno de ellos es profesional, entendiendo como tal que, salvo “El Polaco”, ninguno vive del cante exclusivamente. Su participación en los concursos y en los festivales de la zona los compaginó con sus actuaciones diarias en tablaos y cuevas del Sacromonte.

Su triunfo en 1990, en el primer Concurso de Cante Flamenco de la Confederación Andaluza de Peñas Flamencas supuso el espaldarazo definitivo a su carrera como cantaor. Ganar en el Gran Teatro de Córdoba y pasear su cante por las Peñas Flamencas andaluzas fue todo uno, sobre todo a partir de la grabación del disco –que la CAPF produce a los ganadores de sus concursos- y su gira promocional por las ocho provincias andaluzas. Desde entonces se mantiene en el candelero flamenco y, lo que es más importante, ha sabido mantenerse en los puestos altos del escalafón. Esto es debido, sin duda, a sus capacidades artísticas y a su profesionalidad, a su grandeza cantaora y a su personalidad, alejada del divismo y de la fama mal entendida. Es Luís Heredia Fernández “El Polaco” un cantaor hecho a sí mismo a lo largo de una carrera artística construida sobre el sacrificio y el estudio. Su flamenca voz y su amistad con el compás y el ritmo, junto a sus extensos conocimientos de los estilos y formas cantaoras y su natural búsqueda del gusto para expresarlo, componen las principales características artísticas de este cantaor granadino, no suficientemente valorado en su tierra, a pesar de que pertenece a una generación escasa de voces flamencas –femeninas y masculinas- de importancia suficiente como para traspasar las fronteras locales. Y, sin embargo, eso lo ha conseguido él.

Hoy, “El Polaco”, en plena madurez artística y con varias entregas discográficas en el mercado, es un cantaor hecho que tiene su público y al que se entrega sin condiciones en cada actuación. Sigue siendo fundamentalmente un cantaor clásico sin concesiones a las nuevas corrientes, aunque esto no quiere decir que no haya hecho o no haga incursiones en ellas, si bien sus preferencias siguen estando en el cante que aprendiera de sus maestros y sobre todo en su concepto estético del cante flamenco, que no es ni mejor ni peor que el de otros, pero es suyo. En eso, precisamente, se distingue de los demás. Actúa en la Peña Flamenca La Platería el día 22/10/05.

'El Polaco' actúa en el Salón de Columnas con el toque primoroso de Paco Cortés
La cita es a las 22 horas y se espera el «cante sin concesiones» de un artista de gran personalidad
Luis Heredia, 'El Polaco'.Luis Heredia 'El Polaco' es un cantaor nacido en la cuesta de la Cava, en Granada. Hijo de un tratante de ganado y vendedor de telas, empezó a coquetear con el cante flamenco a la vera de su hermano, 'El Tirili', persiguiendo los ecos de Rafael Farina, Valderrama y Camarón. Su triunfo en 1990 en el I Concurso de Cante de la Confederación de Peñas Flamencas supuso su espaldarazo como cantaor profesional. Y es que 'El Polaco' es un flamenco hecho a sí mismo, sin concesiones, amante del cante más clásico que tiene a gala entregarse en cada actuación. En estos momento se encuentra en plena madurez artística y para esta velada viene acompañado de Paco Cortés, un tocaor muy conocido en Logroño por el prodigioso eco de su bajañí y por su especial conocimiento de las estrategias del para cantar.
28.02.08 - PABLO G. MANCHA
-El Arte de vivir el Flamenco-


Luis "El Polaco" -Granaína y media Granaína- con Paco Cortés a a Guitarra
Luis "El Polaco" por Soleá acompañado por El Mami
Luis "El Polaco" por Soleá acompaña Calderito
Luis Heredia "El Polaco" y Miguel Ochando por Tientos
Luis Heredia "El Polaco" y Miguel Ochando por Seguiriyas
Luis Heredia "El Polaco" y Miguel Ochando por Alegrías
Luis Heredia  "El Polaco" por Serranas

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal