viernes, 17 de febrero de 2012

José Núñez Meléndez "PEPE DE LA MATRONA"

FLAMENCO

José Núñez Meléndez 

"PEPE DE LA MATRONA"

El cantaor José Núñez Meléndez, de nombre artístico Pepe de la Matrona, nace en Sevilla en 1887 y muere en Madrid en 1980. Se inició desde muy niño influido por el ambiente de su barrio natal, Triana, siendo su primera actuación en la taberna de Burguillos cuando contaba doce años de edad. Desde entonces no paró viajando por Cádiz, Almería, de nuevo en Sevilla, Córdoba y Madrid, donde se instala prácticamente ya para toda la vida, con dos viajes a La Habana, haciendo el segundo extensivo a México. Con Chacón se había relacionado ya en el sevillano Pasaje del Duque y le frecuenta en Madrid en los colmaos de los Gabrieles y Villa Rosa. Le habría de permanecer fiel devoto durante toda su vida.
Pasó la guerra civil entre Madrid y Barcelona. Desde 1939 hasta 1955 cantó en el madrileño colmao de Villa Rosa, alternando para documentales cinematográficos sobre Andalucía y para la Antología del Cante Flamenco de Hispavox. Viajó con Vicente Escudero a Francia, Bélgica y Holanda, Estados Unidos y Canadá y con el ballet de Susana y José, nueva gira europea. Realizó grabaciones en París y allí formó elenco con los componentes del tablao Zambra, para pasar a Argel y Túnez, e intervino en las televisiones francesa y española. Desde 1960 participó siempre en grandes acontecimientos, como en el Teatro de la Comedia de Madrid con Vicente Escudero, recitales en el aula Magna de la Sorbona, etcétera.
Grabó Tesoros del flamenco antiguo. Obtuvo el Premio Nacional del Disco de la Cátedra de Flamencología de Jerez en 1970, y el mismo año actuó en el Theatre de la Cite Internacionale de París; en 1972 se le dedicó una sesión televisiva de “Estudio Abierto” y preside el jurado del Cincuentenario granadino, luego en La Unión (Murcia); recibe homenaje en el Teatro Monumental de Madrid, en 1976; nuevo homenaje en Córdoba al cumplir 88 años...
Pepe el de la Matrona, en fin, preside sus propias reuniones con intelectuales y es respetado por todos los flamencos de Madrid. Crea un clima de magisterio a su alrededor con jóvenes estudiantes entre los que forma una gran cantera de estudiosos. Su memoria prodigiosa le hace ser un vivo documento de cien años de cante, pues mantuvo sus facultades intactas casi hasta que murió con noventa y tres años de edad. “El Matrona” fue un monstruo de la naturaleza. Ha dejado un monumental legado flamenco, como versión muy coherentemente personal.
-Ateneo de Córdoba-

Rito y Geografía del Cante Flamenco - Pepe de la Matrona
                                                                                 

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal