jueves, 16 de febrero de 2012

Manuel Soto Monje "EL SORDERA"


FLAMENCO

Manuel Soto Monje 

"EL SORDERA"


El Sordera es el nombre artístico de Manuel Soto Monje, cantaor natural de Jerez de la Frontera (provincia de Cádiz). Descendiente de Paco La Luz. Nacido en 1927, premiado con la Copa Jerez y el Nacional de Flamenco de la Cátedra de Flamencología.
Falleció en Jerez de la Frontera el 24 de junio de 2001.
Su repertorio es amplio y sigue los estilos genuinos de su tierra. Fue el primer gitano distinguido con el título de "Hijo Predilecto de la Ciudad de Jerez". Tiene una peña flamenca con su nombre y un busto en la Plaza de Santiago de Jerez.
-Ateneo de Córdoba-

Patriarca de una larga familia del arte jondo jerezano, depositaria última de la herencia del mítico Francisco Valencia Paco la Luz. Por su parte la mujer de Sordera, Rafaela, pertenece a la familia de los Antúnez, la misma del Niño Gloria y sus hermanas. Varios hijos del matrimonio son profesionales del flamenco. El cantaor señala la trascendencia que, para el desarrollo del cante en familias como la suya y en colectividades como la gitana, tuvo hasta no hace mucho el que casi todos ellos vivieran en núcleos urbanos bien definidos -las antiguas gitanerías- como pudieron ser el barrio de Santiago en Jerez o Triana en Sevilla: "En la casa donde yo me crié habíamos siete u ocho mocitos y diez o doce mocitas. El Sordo Pipoño, que era hermano del abuelo de Chiquetete e hijo de una prima hermana de mi padre, tenía un varón y cuatro hembras, una de ellas la mujer de Terremoto. Esto mismo se repetía en la casa de más arriba y en la de enfrente. Al final, los mocitos y mocitas terminaban casándose y se mantenía esa crianza". Hoy esta situación ha variado, como consecuencia directa de la dispersión de las poblaciones de las gitanerías, y se ha perdido esa escuela natural de cante y baile. 

En su adolescencia y primera juventud Sordera fue obrero en el campo, alternando este trabajo con las fiestas y reuniones de cante. En los tabancos, donde el vino era baratito, se hacía mucho cante. Él, de niño, se metía en aquellas reuniones a escuchar a los mayores, y era feliz si le mandaban a buscar tabaco; al mismo tiempo aprendía. Después del servicio militar ya se dedicó profesionalmente al cante, en los tablaos de Sevilla y de Madrid, cantando para bailar. Sordera es gran intérprete de todos los estilos considerados gitanos, en especial bulerías por soleá, bulerías, siguiriyas y soleares. Ha recibido, entre otros premios, el Nacional al Cante de la Cátedra de Jerez de 1983 y el Calle de Alcalá de 1994. 

Flamenco World.com

Rito y Geografía del Cante Flamenco - Manuel Soto Sordera
                                                                       

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal